Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, un aporte a la paz, un aporte para una nueva Colombia

discurso

La plaza de Bolívar estuvo completamente llena en el lanzamiento del nuevo partido político, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. Ahora, la disputa por una nueva Colombia será en la legalidad, con votos y movilización.

La ex guerrilla de las FARC cumplió con todos los compromisos pactados en El Acuerdo de Paz: efectuaron el cese al fuego, dejaron las armas, entregaron el inventario de sus bienes y se convirtieron en un nuevo partido político. Razones sobran para saber que su compromiso con la construcción de paz es un hecho palpable.

Ahora, sin armas y en la política legal, se enfrentan a un Estado manejado por una oligarquía caracterizada por su mezquindad y exclusión, un adversario para nada fácil de derrotar. Este nuevo partido, que entre sus miembros alberga a luchadores que han conquistado el corazón de las comunidades rurales por décadas, tiene la tarea de llegar a la población urbana, mayoritaria en nuestro país, empobrecidas, desempleadas o subempleadas, sin derechos sociales, para con ellos, recoger la fuerza necesaria para exigirle a quien está en el poder, la dignidad de la mayoría de colombianos, avanzar hacia un gobierno de transición que garantice la implementación de los acuerdos y también, para buscar ser nuevo poder y gobierno, algo nunca antes visto en un país gobernado por unos cuantos.

Es claro que cumplir con lo acordado es sinónimo de seriedad y confiabilidad y así lo han hecho saber quiénes dejaron las armas para ver florecer unos acuerdos que permitirán brindar unas garantías mínimas a la población colombiana, para poner en la tierra la semilla de la paz con justicia social.

Este nuevo partido tiene el reto de devolver la confianza de las gentes del común en la política, de llegar con propuestas innovadoras a la Colombia profunda, para con ellos, construir un camino en el cual se recojan las propuestas y sueños de los desposeídos; a su vez los colombianos tenemos la responsabilidad ética de escucharlos, debatir con ellos y entre nosotros, escuchar sus propuestas y poner en la mesa las nuestras, construir conjuntamente el sueño de una Colombia con trabajo, salud y educación como derechos, democrática, sin fanatismos, con tierra para el indígena, campesino y afro.

Por: Agencia de Comunicaciones Prensa Alternativa Cauca (ACPA Cauca)

5 de septiembre de 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s