¿Código de policía o código de disciplina?

21076528_10156692359898747_21997269_n

Tomada de: cojedes

 

Mucho se ha dicho del Código Nacional de Policía y Convivencia para vivir en paz; entre ellas se encuentra el aumento de poder de los integrantes de una institución que no brinda garantías para lo que fue creada.

Todo el despliegue burocrático que requiere la implementación de este nuevo código, trae consigo la destinación de mayores recursos, dineros que urgen, se utilicen en otro tipo de ejes que necesita la sociedad colombiana: como la salud, el trabajo digno y la educación, por ejemplo.

Mientras el gobierno colombiano habla de paz, sus acciones dicen todo lo contrario: paz no es solo silenciamiento de los fusiles, es en esencia bienestar para el pueblo, condiciones dignas y buen vivir, algo que la gran mayoría de colombianos no conocemos, pues el régimen fiscal de nuestra nación está dedicado prioritariamente al pago de la deuda y al incremento del pie de fuerza, al igual que el perfeccionamiento de los instrumentos de represión.

Y el código de policía es fiel reflejo de los costos de un tipo de “seguridad” que no es para las grandes mayorías, pues esta institución, rodeada de una fuerte crisis de legitimidad, es usada para la represión y los abusos policiales, como sucede día a día en los campos y ciudades.

Construir la paz requiere de verdaderas acciones que cimienten una nueva sociedad, requiere de una nueva institucionalidad al servicio del pueblo; ¡Y hoy Colombia lo necesita más que nunca!

Por: David Bustos

23 de agosto de 2017

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s