Pueblo consciente, chavismo en la calle, pueblo constituyente.

2017-05-.jpg_1718483347

El chavismo esa gran población que, antes de 1998 no tenían nada que perder, sólo la propia vida pues no tenía casa propia, se alimentaba con esfuerzo y no accedía a la educación pública gratuita pues se pagaba con limpios uniformes, libros de Santillana, y matrícula de inscripción, renovó todas sus energías y esperanzas de existencia digna con el presidente Chávez. Hoy más que nunca lo recordamos.

Ese chavismo ha visto en casi 20 años como un gobierno se esfuerza por atenderlos, y la oposición por destruirlos. El gobierno ha hecho lo inimaginable para invertir las riquezas de esta tierra entre quienes habían sido empobrecidos, y los ricos de siempre han activado todos sus mecanismos para disputar esa distribución porque les implica a ellos perder privilegios. El chavismo ha sufrido la venganza del sistema capitalista por haber vivido unos cuantos gloriosos años con trabajo remunerado justamente, con comidas tranquilas en casa propia, y por haber desplegado toda su espiritualidad de encuentro y celebración sin la zozobra del día después. Los ricos, arribistas, y dueños de linaje de la República Bolivariana de Venezuela no le perdonan al chavismo haber podido ir a la escuela, graduado en la universidad y hablar como un igual, ese derecho no se puede tener en la democracia representativa, neoliberal, y controladora de quienes pueden o no hacer determinados cosas en las sociedades.

Hoy, ese chavismo que hace rato viene siendo acorralado por las múltiples formas de dominación mediáticas, económicas y políticas que tiene el capitalismo ha dado un testimonio de lo que significa seguir creyendo en nosotras y nosotros, ha expresado como se encarna la memoria del líder y los liderazgos colectivos en las luchas, lo que simboliza la calle y la presencia participativa para la defensa de un proyecto político equitativo, amoroso, y creador de alternativas existenciales – no sólo financieras- en la que nos asiste la razón porque es indigno que la rabia de unos cuantos ricos puedan seguir quemando hermanos, destruyendo propiedades colectivas, evitando la distribución de comida, opacando nuestras energías cotidianas, quitándonos nuestra paz.

Los ricos NO son la mayoría de este país.

Los que perdieron privilegios no les falta el pan en su mesa.

Los que puedan estar en contra de este gobierno no son la expresión del pueblo. Ellos se dicen “ciudadanos que se enfrentan con simpatizantes del oficialismo”. Para ellos nosotros no somos ciudadanos, para nosotros ellos no son pueblo.

El pueblo, quienes son la expresión de un gentilicio, quienes cuidan el imaginario y cotidianamente resguardan nuestras tradiciones sin ayuda de poderosos, quienes resguardan amores históricos, quienes dan la vida por la Matria-Patria con sentido de pertenencia y nos dan identidad, esas y esos son quienes han estado hoy en masa en la calle, en fiesta de encuentro. El pueblo ha ido a practicar cómo se vota a las y los candidatos de la Constituyente, y esa movida ha sido un ejercicio de protagonismo popular, y demostración de que tenemos un gobierno legítimo; Hoy el pueblo ha refrendado la Constituyente con su poder originario.

Con renovada esperanza, el pueblo, el chavismo, seguiremos defendiendo este gobierno, el que nos dio el justo valor de la vida. Hoy ha habido un derroche de afecto por la realidad, devoción por una militancia activa y políticamente comprometida que se repolitiza en los momentos oportunos, que se emociona y desarma a la oposición porque ellos no saben lo que es sentirnos y sabernos pueblo, juntera que construye país mientras ellos destruyen. Esta fuerza vital que nos habita como chavismo nos hace romper inercias y seguir buscando caminos nuevos por donde seguir creando alternativas. NO, no hay mucho perdido en nuestro proyecto político emancipatorio, popular y feminista, pues sabemos cimarronear al opresor, sabemos aguantar látigos colonizadores, y vislumbramos palenques de convivencia solidaria, campos de esperanza, tierra buena donde nunca han ido ni llegarán los opositores porque no saben lo que es caminar y hacer caminos con memoria histórica y proyectos de vida, pues sólo tienen zonas de confort…
Nuestra sangre libertaria, hoy nos ha alentado. Nuestros ancestros vendrán en nuestro defensa, y algunos que se acaban de sembrar para siempre como Jamaica, nos ayudarán a llegar al 30 de julio más fortalecidos, en la confianza de lo que significa ser pueblo chavista !

Por Jacqueline Jimenez

18 de julio de 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s