Paramilitarismo en el suroccidente colombiano

ca70b5cc-64f2-40ea-8521-bd185b578513

El suroccidente colombiano, caracterizado por la organización social y popular que ha buscado la paz con justicia social, viene siendo objeto de la amenaza paramilitar que cada vez más crece en los territorios que fueron afectados por el conflicto social armado.

Cauca y Nariño, departamentos históricamente abandonadas por el Estado colombiano continúan presenciando el accionar paramilitar: según denuncias públicas de la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes, esta vez, en diferentes municipios de los departamentos del suroccidente colombiano aparecieron grafitis firmados por las siglas de las Autodefensas Unidas de Colombia -AUC- y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia –AGC.

El domingo 2 de julio en el municipio de la Vega, ubicado en el macizo colombiano, aparecieron cerca de diez grafitis alusivos a las AUC. Similar situación sucedió en el corregimiento el Paraíso y sus respectivas veredas del municipio Sucre, sumando la aparición de una cartelera que un joven desconocido intentó colgar y que señala a miembros de la comunidad –personas humildes y dedicadas al hogar- como expendedores drogas, estando dentro de los señalados, miembros de organizaciones sociales. Por su parte en el municipio de Leiva –departamento de Nariño- corregimiento de Santa Lucia y Puerto Nuevo aparecieron grafitis de las AGC.

Otro hecho de gran preocupación es lo acontecido en Caloto Cauca. En el corregimiento de Huasano, vereda Vista Hermosa, ocho hombres usando uniformes de uso privativo de las fuerzas militares y fuertemente armados, hicieron presencia en la cabecera del corregimiento.

Deivin Hurtado, Coordinador Departamental de la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes, expresó que “en zonas donde vienen sucediendo este tipo de hechos, son regiones que han sido azotadas por el conflicto social armado. También caracterizadas por el abandono estatal y por la organización social y comunitaria de campesinos, indígenas y afros. Este tipo de actos ponen en riesgo cada vez más a las comunidades y es responsabilidad del Estado colombiano por brindar las garantías necesaria para la protección de los derechos humanos así como de los demás derechos que están consignados constitucionalmente.”

Por: Agencia de Comunicaciones Prensa Alternativa Cauca (ACPA Cauca)
5 de julio de 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s