En defensa de la paz, a las calles nuevamente

aca36830-f6dc-4f7d-acc8-e78875e7acf8

Por: Benjamín Muñoz
18 de mayo de 2017

La decisión tomada ayer por la Corte Constitucional frente al Fast Track, golpea en el corazón, la implementación de los acuerdos de La Habana y el mismo proceso de paz. Colombianos preparan la movilización social en defensa de la paz.

La Corte Constitucional, institución cooptada por la clase política dominante, le dio la espalda ayer, al clamor de millones de colombianos: mediante una decisión que favorece a los amantes de la guerra, golpeo el acto legislativo que regula el Fast Track (legislación por vía rápida), mecanismo jurídico por el cual se aprueban los paquetes de leyes que necesita la implementación de los acuerdos de La Habana.

En una clara decisión de tinte conservadora, ayer 17 de mayo, la Corte Constitucional declaro inexequibles apartes del acto legislativo que dio nacimiento a la vía rápida, faltando días para cumplirse el día d+ 180, día establecido en los acuerdos para la dejación de armas por parte de la insurgencia de las FARC-EP.

Con esta decisión, lo relacionado con la implementación legislativa de los acuerdos, los congresistas no estarán en la obligación de aprobar los paquetes de leyes sino que podrán abrir el boquete para que las propuestas normativas sean discutidas artículo por artículo, poniendo de presente graves problemas: uno de mayor complejidad, es que sectores contradictorios con el proceso de paz, buscarán una renegociación de lo ya acordado en La Habana.

Mientras los amigos de la guerra, del continuismo de políticas excluyentes y de una institucionalidad que no brinda garantías para las grandes mayorías celebran esta cruda decisión, las organizaciones sociales y políticas que han luchado por los derechos del pueblo trabajador y explotado y las gentes del común, preparan la movilización social y política para que este tipo de decisiones que van en contravía de los intereses del pueblo colombiano, sean hechas para atrás y se continúe con la implementación de los acuerdos, buscando con ello la construcción de la paz estable y duradera.

Nuevamente y de manera fehaciente, queda demostrado que la institucionalidad colombiana dominada por una clase política que ha legislado y aprobado políticas en favor de unos pocos, no da muestras de querer ceder un milímetro de lo establecido por ellos mismos. Hoy, nuevamente salir a las calles vuelve a estar a la orden del día para reversar políticas y decisiones que afectan los intereses de las grandes mayorías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s