Y los asesinatos en Colombia no indignan?

18451708_1433666000023645_6625848601469542162_o

Foto: D. Fellous/MIRA-V

Por: benjamín Muñoz
11 de mayo de 2016

Los medios masivos de comunicación, instrumento de los dueños de quienes controlan el país, han generado en Colombia indignación frente a los hechos en Venezuela, mientras que lo que sucede en Colombia, ni siquiera es motivo, para ellos, de ser noticia.

El 9 de mayo –hace dos días- en horas de la mañana, mientras indígenas del Municipio de Corinto se dispusieron a ejercer un proceso de liberación de la madre tierra, reclamando el derecho a esta, fueron violentamente reprimidos –como es normal en un país sin garantías para la protesta y la movilización social – por la fuerza pública, dejando un saldo de un muerto y un herido de gravedad, suceso denunciado por la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca –ACIN- y que se ha convertido en el pan de cada día, cuando las comunidades pobres deciden manifestarse y exigir sus derechos, deben aguantar y resistir los embates de una fuerza desmedida y dotada de alta tecnología, especialista en reprimir la movilización popular.

Este tipo de actos atroces e indignantes de un Estado caracterismo por defender la propiedad privada y por negar los derechos a las grandes mayorías empobrecidas, son una vez más, acciones de guerra contra el movimiento social y popular, que para los medios masivos de comunicación no son parte de sus plataformas noticiosas, sin ni siquiera inmutarse ante los atropellos que suceden en los territorios del país. Basta con observar las denuncias de las organizaciones defensoras de derechos humanos y darse cuenta que los asesinatos contra quienes han defendido la paz, la vida y la justicia social continúan en la realidad, pero en sus plataformas están en el olvido.

Mientras las grandes cadenas televisivas dedican un gran porcentaje de sus parrillas a mostrar de manera tergiversada lo que pasa en Venezuela, los sucesos de Colombia, para ellos se quedan en el olvido y por ende, millones de comunidades pobres, que solo tienen acceso a un televisor, solo pueden ver lo que ellos quieren que vean, así manteniendo en manto, la triste realidad del país.

La realidad de Colombia, que hoy se encuentra entre los países con mayor desigualdad, con una concentración de la tierra de manera exagerada, con niveles de corrupción indignantes, gobernada por la misma clase rica que ha entregado nuestros recursos a organismos extranjeros y que cada vez más, vive un ambiente de movilización y protesta por algún tipo de derecho que se niega constantemente a las comunidades, no es ni será pasada por dichos medios masivos, que construyen una realidad ficticia y que defienden a muerte los derechos del capital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s