El 1 de abril, la corrupción, la represión y la ignorancia

corrupcion

Por: Alexandra Cepeda
1 de abril de 2017

Cada vez se vuelve más evidente, quizás por su propia ineptitud, el accionar del establecimiento colombiano contra el pueblo, contra la clase trabajadora, contra las y los pobres. Sin embargo, a pesar de los insultos a nuestra inteligencia todos los días, las balas de plomo que hacen disparar a un pobre contra otro y la miseria a la que nos tienen sometidos, siguen allí, impolutos, hablando en SU televisión (nosotros solo somos dueños del aparato, que en muchos casos es dueño de nosotros), bien blanquitos, con palabras rimbombantes y grandilocuentes; son pura basura.

En este exacto momento de Colombia, si se tomase una fotografía imaginaria de la situación, podría verse allí reflejada la realidad íntegra del país: Un gobierno que se llena la boca profesando la paz, mientras intensifica la guerra contra los pobres combinando todas las formas de lucha posibles (políticas, electorales, económicas, culturales, represivas); con su oposición estratégica (aliada cuando las cámaras se apagan) vaciando de contenido las reivindicaciones históricas que exigen una transformación de fondo en nuestro país, como son la consolidación de una paz con justicia social y la erradicación de la corrupción, a la cual no le ponen tanta fuerza como a aquella que se hace contra los cultivos de uso ilícito de los campesinos pobres; los medios, súbditos de esta oligarquía maquiavélica y todopoderosa, muestran lo que quieren, como quieren, manipulando nuestro sentido de la realidad; nosotras y nosotros, creyendo tener la solución y peor, que la nuestra es la única posible, sin mirarnos ni escucharnos los unos a los otros, con todos nuestros vicios a cuestas, corremos el riesgo de terminar siendo peones de los mismos reyes de siempre.

El establecimiento hace lo que mejor sabe hacer: utiliza su arma más potente, los medios masivos de comunicación, para influir a la opinión pública en su beneficio, alterando a nuestro pueblo, fanatizándolo, polarizándolo, haciendo que nos enfrentemos ciegamente entre nosotros; mientras ellos, amigotes desde la primera hora y socios para todo lo que huela a metal, tienen bien claro hacia dónde quieren ir y cómo lograrlo. Nosotros, divididos, con recelos y envidias mutuas, vemos al enemigo en el de al lado y no en el de enfrente, que es quien nos tiene jodidos desde antes que saliéramos en la primera ecografía de algún hospital público en la ruina.

Hoy, los corruptos marchan contra la corrupción; los paladines de la paz, intensifican la guerra; los que aclaman el respeto a los derechos humanos en países hermanos, los violentan día a día, de todas las formas posibles; los que defienden a los cuatro vientos la libertad de expresión, censuran realidades y acallan a los que piensan diferente. De esta manera, nos tienen mareados, confundidos, mientras se reacomodan entre ellos de cara a las próximas elecciones, donde les toca jugar a la democracia representativa, porque está de moda en el mundo moderno; créanlo, si por ellos fuera, con gusto seguiríamos en abierto esclavismo. Con tanta cámara filmando y red social viralizando realidades, mantienen las apariencias, mientras nos cocinan a fuego no tan lento para cuando todo el mundo esté mirando para otro lado, desaparecernos del mapa.

¿Lo positivo? Estamos vivos, con cada vez más conciencia, convencidas y convencidos, sin miedo a nada ni a nadie, identificando intereses, dueños, títeres y cómplices, dándole contenido a la política, construyendo colectivamente la paz en barrios y veredas. La historia nos llama a superarnos, a dejar atrás las pendejadas que nos dividen, a unir fuerzas y avanzar en calles y carreteras contra la tiranía a paso de vencedores, la única manera en que se la derrota, como bien nos lo demostró el Ejército Libertador hace 200 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s