Ante la represión social, silencio cómplice

WhatsApp Image 2017-03-31 at 22.09.12.jpeg

Por: ACPA Cauca
1 de abril de 2017

Democratizar el país, sus instituciones, la sociedad, pasa por dar acceso al pueblo a los medios de comunicación, su propiedad, al espectro electromagnético, para luchar por un nuevo sentido común, alejado de los intereses de los pocos que nos gobiernan desde la independencia. El silencio cómplice de los grandes medios de comunicación –radiales, televisivos, impresos, web- son una muestra palpable de la enorme concentración del poder en pocas manos: no solo político y económico, también informativo.

El silencio cómplice de los grandes medios frente a los sucesos del día de ayer, donde en Bogotá detuvieron a varios jóvenes manifestantes que, en su legal y legítimo derecho a la protesta, salieron a exigir una rebaja en la tarifa del servicio de transporte público, y la violenta arremetida de la fuerza pública contra campesinos cultivadores de coca en Tumaco, Nariño, ponen en evidencia una vez más que los primeros continúan en una guerra franca y abierta contra los pobres del campo y la ciudad.

Como en cualquier otra guerra urbana, diferentes ciudadanos han colmado las redes sociales de videos de policías disparando armas de fuego de largo alcance en medio de la protesta cocalera, suceso que no fue noticia en los medios masivos de comunicación.

Paradójicamente, mientras en la capital del país se construían los insumos para una ley estatutaria que contenga las garantías para la participación ciudadana y la protesta social (entre ellas, la participación a través de medios de comunicación), la realidad demuestra un país que se no democratiza; a un régimen que controla la información a su antojo y que, con una fuerte monopolización de los medios de comunicación a su servicio, continúa agrediendo de todas las formas posibles al pueblo colombiano.

Por ahora, esta violencia generada por el establecimiento continuará, y los grandes medios, de propiedad de quienes ostentan el poder político y económico, seguirán invisibilizando las graves acciones en contra de los pobres, a la vez que pondrán en sus tendenciosas parrillas de programación, la infame marcha convocada por la ultraderecha colombiana, aquella clase que se ha enriquecido a costa de la corrupción, el despojo y la explotación de los millones de ciudadanos a los que el Estado Colombiano nunca les ha garantizado sus derechos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s