Crisis urbana en el Cauca: Juventud

14542290_1820853624861486_3521447171171188398_o

Por: Agencia de Comunicaciones Prensa Alternativa Cauca (ACPA-Cauca)

3 de febrero de 2017

Diferentes líderes de organizaciones juveniles explican la situación que padecen los jóvenes en los centros urbanos del Cauca. Desempleo, drogadicción, servicio militar obligatorio, falta de apoyo, de inversión y de  escenarios deportivos y culturales adecuados, son algunos de los graves problemas que afectan al futuro de la nación colombiana.

Desempleo

La capital caucana es una de las ciudades con mayor desempleo en el país, afectando directamente la economía y el sustento de miles de familias. Entre los tantos afectados de estas políticas laborales, luego de la implantación del neoliberalismo  que desde 1991 disminuyó en más de 900.000 los empleos estatales, se encuentran los jóvenes, que al no tener una posibilidad digna de trabajo se han visto obligados a venderse en un mercado informal, temporal y especulativo.

Desde largas y extensas jornadas laborales, malos tratos, sobreesfuerzo físico, hasta persecución policial y bajos pagos, son el pan de cada día que deben enfrentar los jóvenes para sobrevivir en una sociedad que no le brinda ningún tipo de garantías para el buen vivir.

Basta con hacer un recorrido desde los barrios populares hasta el centro histórico para darse cuenta de la falta de oportunidades laborales y de garantías para el desarrollo económico y personal de los jóvenes de la ciudad. En este transcurso, los excesivos retenes policiales que están presentes para decomisar las motos a trabajadores informales y cobrar cuantiosas multas que no pueden pagar (hay una gran cantidad de motos que se encuentran al sol y al agua en el parqueadero de tránsito del barrio Bolívar porque las multas son excesivas) y las innumerables operaciones policiales que la administración municipal mandata para que mediante el decomiso, el arrebato, el exceso de fuerza y la pérdida de mercancías por parte de vendedores ambulantes, bajo la excusa de controlar el espacio público, son ejemplo de las políticas lesivas que afectan la integridad y el bolsillo de la clase pobre de Popayán, especialmente de la juventud.

Escenarios deportivos y culturales

La política de deporte y cultura que la administración municipal viene implementando en la ciudad es una muestra del poco o nulo apoyo que los jóvenes tienen para el ocio y la recreación.

La apertura de algunos espacios deportivos en la ciudad no son acordes con la realidad socioeconómica de los jóvenes, se construyen algunas canchas públicas de microfútbol –deporte mayoritariamente practicado- por las cuales la juventud debe pagar y por ende se empiezan a privatizar, las pocas canchas públicas para este deporte no cuentan con las instalaciones acordes al uso que se les da, el deterioro generalizado de los espacios deportivos crece constantemente sin vislumbrarse ningún tipo de solución de parte de una administración municipal que continúa con su política privatizadora en detrimento del beneficio colectivo.

Las nuevas tendencias deportivas también han sido directamente golpeadas por las políticas neoliberales que la alcaldía de turno viene propiciando: deportes como el skate, downhill, ulmitate, bmx y parkour, no cuentan con los escenarios para la gran cantidad de jóvenes que los vienen practicando, sumado a la persecución realizada por la policía nacional y metropolitana hacia estas nuevas tendencias deportivas, ha generado que quienes las ejercen tengan que apropiarse de espacios como el parque Caldas en las noches para re-significar este sitio público.

Otra gran consecuencia que la política del capital ha ocasionado es lo relacionado con los escenarios culturales y artísticos. Teatros como el Anarkos fue cerrado hace muchos años por la falta de apoyo económico que se le debió haber dado y se priorizó darle paso al famoso Royal Films, sala de cine privada donde los costos son demasiado altos para las familias que sobreviven con uno o menos de un salario mínimo. A ello se le suma la persecución a la que son sometidos los jóvenes gaiteros, que plasmando el arte y la crítica en algunas paredes de la ciudad blanca, son señalados de vándalos.

 El casi nulo apoyo económico y logístico a nuevos espacios de cuentería urbana, musicales y de teatro, han generado una rebeldía, propia de la juventud, para hacerse con sitios emblemáticos como El Pueblito Patojo y el Morro de Tulcán y así poder llevar a cabo sus presentaciones y alegrar un poco los días y las noches de la blanca ciudad de Popayán.

Drogadicción

El problema de la drogadicción en el departamento viene en aumento. Esta difícil situación que viven los jóvenes y sus familias es una consecuencia de una sociedad que tiene desvertebrado su tejido social y que mediante los aparatos ideológicos del Estado se ha impuesto una cultura que contribuye a formar personajes oscuros, ejemplo de ello ha sido las decenas de telenovelas de narcotraficantes y paramilitares que los canales televisivos presentan continuamente.

En una sociedad como la caucana el problema de la drogadicción ha encontrado un verdadero caldo de cultivo: la falta de educación de la niñez y los jóvenes, la falta de espacios culturales y deportivos y el aumento del desempleo, han acorralado a la juventud para que sean consumidores de una mercancía del gran negocio transnacional de las drogas ilícitas.

El no haber reconocido el tema de la drogadicción como un problema de salud pública –hasta los acuerdos de La Habana- ha permitido que no se le dé solución de fondo a este problema, sino que mediante la coerción se busque minimizar este grave problema que azota a millones de familias.

El servicio militar obligatorio

El problema del servicio militar obligatorio ha afectado directamente a los jóvenes en todo el territorio nacional. Pero el Cauca, zona histórica de conflictividad social y armada, es uno de los departamentos que continúa llenando la lista de reclutamiento voluntario y forzado y en el cual  constantemente se recrudece la militarización de la vida social y juvenil por parte de las Fuerzas Militares y Policiales del Estado.

Las batidas que el ejército realiza-declaradas ilegales mediante sentencia T-455 de 2014 – continúan siendo una manera de reclutar a jóvenes que tienes más de 18 años para sumar solados rasos a los más de 500.000 efectivos que conforman las fuerzas militares. A esta situación se le suma la relación de algunos rectores con mandos del ejército nacional para apórtar las listas de los estudiantes que están por cumplir o tienen la mayoría de edad.

Organización para trasformar la vida juvenil

Ante el avance de las políticas neoliberales que las diferentes administraciones vienen implementando en detrimento de los jóvenes y la sociedad en general, las organizaciones juveniles -entre ellas la Juventud rebelde- que recogen el sentir de los pobladores de los barrios populares, han desarrollado propuestas y acciones de cara a las comunidades, que les permita construir bases sólidas de buen vivir.

La organización como instrumento de lucha es uno de los factores que rodean la cotidianidad caucana: indígenas, afros, campesinos, trabajadores, estudiantes, mujeres, madres comunitarias, entre otros, son sectores que exigen al Estado mejores condiciones para una vida digna. Pero ha sido la organización juvenil la que viene tramitando por medios institucionales y la movilización social y política la reapertura de empleos estatales con salarios dignos, las garantías para ejercicio del trabajo informal, la priorización de espacio deportivos públicos en los barrios populares para que la deporte y la recreación sea un eje central de la vida juvenil. Igualmente, la organización de los jóvenes ha permitido poner en el debate público la abolición del servicio militar obligatorio y reemplazarlo por el Servicio Social para la Paz.

Dentro del cúmulo de propuestas para la solución a la drogadicción en los jóvenes estÁ la implementación inmediata del punto 4 de los acuerdos de La Habana, referido al tema del consumo como un problema salud pública. Esto para que las instituciones de salud se encarguen de llevar a cabo programas de prevención y tratamiento para quienes por una u otra razón se han visto sumergidos en esta problemática internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s