“El Comandante”: propaganda sucia y manipulación masiva (II)

Por: Agencia de Comunicaciones Prensa Alternativa Cauca (ACPA Cauca)
27 de enero de 2017

El próximo lunes 30 de enero, RCN estrena en Colombia la serie “El Comandante”, supuesta ficción ‘inspirada’ en la vida de Hugo Chávez; lo hace un día antes que TNT y otros medios masivos de la región. Partiendo de que no existe ni pelo de ingenuidad o inocencia en sus creadores, ni casualidades en lo que respecta al momento histórico en que se realiza, cómo se hace y sus intenciones, nos proponemos desde el análisis a profundidad descubrir hacia dónde apunta y por qué, este nuevo producto de consumo masivo que intentará meternos por las narices y con la guardia baja, la versión de un Chávez corrupto, adicto al poder, machista e individualista.

Continúa de “El Comandante”: propaganda sucia y manipulación masiva (I) https://acpacauca.wordpress.com/2017/01/27/el-comandante-propaganda-sucia-y-manipulacion-masiva-i/

El creador

Es Moisés Naim, venezolano, ministro de los gobiernos neoliberales previos a Chávez. Fue quien impuso el “paquete económico” del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial al pueblo venezolano en febrero de 1989, siendo ministro de Fomento, Industria y Comercio del segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez, lo que desencadenó el “Caracazo”, hecho por el cual murieron más de 3,500 personas, teniendo en cuenta la aplicación del “Plan Avila”, diseñado por asesores norteamericanos e israelitas para restaurar el orden con el uso de armas de guerra. Esta situación desembocó en la rebelión militar de 1992, dirigida por el entonces Coronel Hugo Chávez.

Hay una línea casi directa en el mapa de relaciones entre Naím y la CIA; en toda su carrera hizo parte de medios y empresas financiadas por la maquinaria de la Agencia y del Congreso de los Estados Unidos, todos mecanismos de intervención extranjera. Su prédica como “periodista”, que la derecha llama “análisis”, se inserta a la perfección en las líneas centrales de la Agencia en su estrategia de injerencia e influencia a nivel global y en particular, en los países latinoamericanos. Además, fue “halcón” de Bush durante la “guerra contra el terrorismo”, lo es del Banco Mundial, de la Fundación Rockefeller y del grupo Prisa, dueño de más de 1,200 emisoras, periódicos y canales de televisión en América latina que se dedican día a día a destilar odio contra los procesos y dirigentes revolucionarios. [1]

Basta con mirar su perfil de Twitter (@MoisesNaim), predominantemente en inglés, donde comparte solo información respectiva a los Estados Unidos y Europa, es decir, a los intereses de los grandes capitales globales. Su cuenta evidencia su desinterés real por Latinoamérica, promoviendo la visión del continente como un patio trasero, subdesarrollado y de sumisión total al neocolonialismo.

Su programa de televisión, “El efecto Naím”, lo transmiten CNN, NTN4 y Globovisión; donde interpreta a total fidelidad los designios y líneas políticas de la elite global. Por esto mismo, y como no podía ser de otra manera, ha sido también premiado con cualquier cantidad de títulos, todos correspondientes a la tiranía global. Todos los medios y organizaciones para los que trabajó y trabaja, siempre se refirieron a Chávez como un dictador, etc., etc. Dedicó los últimos 20 años de su vida a sostener y promover la campaña sucia y manipulativa, basada en mentiras, contra Chávez y el proyecto político que encarnó y que aun continua vigente.

Resultan hasta graciosas sus declaraciones sobre la serie: “Venía investigando la vida del líder de la revolución bolivariana desde hace una década y tuve la idea original. (…) Motivado, me senté y comencé a escribir una historia de 120 páginas. Sony la compró y a partir de ese primer manuscrito se desarrollaron los libretos y los personajes.” ¡Todo fue como por casualidad! Qué bien se le da la vida a esta gente.

Además, se encuentra produciendo una serie “biográfica” sobre Fidel Castro, del mismo tono, profundizando en esta clara ofensiva cultural y mediática contra la memoria de los líderes populares más destacados de nuestra historia reciente. [2]

La productora

Sony Pictures Television es una de las más grandes empresas de cine y televisión en el mundo, haciendo parte importante de la maquinaria de propaganda ideológica del capital internacional. Como directos responsables legales de la serie, se escudan en que “es una serie de ficción, inspirada en Hugo Chávez”, lo que reiteran una y otra vez. Pura formalidad, nadie lo va a considerar así. En este sentido, aseguran que “Es difícil que nosotros logremos, y tampoco pretendemos, cambiar la visión de alguien. Quienes lo admiran lo seguirán haciendo y quienes lo critican, también. Lo que nosotros estamos haciendo es dramatizar una parte de la vida de un líder icónico”, como explica Juan Felipe Cano, uno de los dos directores (el otro es Henry Rivero). Jugar a la ingenuidad fue una orientación clara a todos los implicados.

Se realizaron 60 capítulos, los cuales ya están todos grabados. Además de en Colombia, transmitirán la serie en Estados Unidos, por Telemundo; en Argentina, por Telefé; en México, por Blim; y a todos los países de la región, por el canal pago TNT, principal difusor de la serie.

El actor

“En la calle me gritan Pablo”, cuenta el elegido para encarnar al Comandante, Andrés Parra. Es que pocos lo conocen por su nombre o por su larga trayectoria; para la gran mayoría de la gente, es Pablo Escobar, de la serie El Patrón del Mal. Esto no es casualidad, se trata de jugar con el imaginario de la audiencia, que asociará inevitablemente a los dos personajes. Se reconoce que Escobar fue uno de los personajes más nefastos de la historia de Colombia; para los señores detrás de esta serie, Hugo Chávez lo fue en Venezuela. De esta manera, instalan la idea en la mente de la gente, que en muchos casos considera que lo que diga la televisión, tiene que ser verdad. A su vez, al elegir al actor más popular y con más prestigio de Colombia, buscan dar mayor legitimidad a la serie y a su relato del personaje.

Para legitimar esta elección del actor, diversos medios han venido entrevistándolo y elogiando su supuesto parecido con Chávez, que quienes realmente lo hayan visto y oído, se darán cuenta que no es para nada así. Eso pasa cuando el personaje a representar es tan especialmente particular y al actor le exigen hacer una caricatura de él, no una representación fidedigna. Para justificarse, Parra aseguró que es difícil representar a alguien que es mejor actor que uno, sosteniendo la supuesta interpretación de un personaje por parte de Chávez, negando la genuina expresividad y personalidad del líder.

El actor asegura que para conocer a Chávez hubo un acompañamiento por parte de Sony con charlas con periodistas e historiadores venezolanos que le “empapaban sobre el fenómeno de Venezuela, sobre la guerra de la independencia, el culto a Bolívar… como para que entendiéramos dónde nos estábamos parando”; debemos suponer de qué talante serían esos sabios de la realidad venezolana y la visión de Chávez que le metieron en la cabeza a Andrés Parra. [3]

Los medios

Como decíamos más arriba, el principal difusor en la región será el canal pago TNT, quien va a llevar la serie a todos los rincones del continente. Este es uno de los principales canales de películas de la televisión por cable, que hace parte importante de la maquinaria de propaganda capitalista, televisando, por ejemplo, series de criminología, películas de guerra o la gala de Miss Universo, todos productos donde se estereotipan sectores sociales, pueblos y mujeres, respectivamente.

En Colombia, se transmitirá por RCN, medio perteneciente a Ardila Lulle, dueño además gran parte del mercado de las bebidas en el país y del fútbol nacional. Su patrimonio, para el 2016, era de 5 mil millones de dólares‚ posicionándose entre los hombres más ricos del mundo. Este medio, junto con Caracol, son los que más alcance e influencia tienen en la opinión pública nacional. Evidentes enemigos de la paz (hicieron y hacen campaña activa en contra del proceso de paz entre el gobierno colombiano y las FARC-EP) y de las alternativas políticas, estigmatizan la lucha social y sus organizaciones, e invisibilzan sistemáticamente las violaciones a los derechos humanos (asesinatos de dirigentes sociales y defensores de derechos humanos incluidos) que cometen el paramilitarismo y el mismo Estado colombiano.

Para RCN, “El Comandante” será la principal serie del año, irá en horario central y la campaña de expectativa ha ido en aumento desde hace unos meses. Es un medio que no tiene ninguna vocación de paz, que no promueve el diálogo ni la reconciliación; es decir, la democracia.

Nuestras conclusiones

La ecuación creador+productora+actor+medios, da como resultado un combo ultraconservador, de sesgo fascista, que buscará imponer una mirada obtusa y tendenciosa de una realidad que quieren ensuciar e invisibilizar, los logros de la Revolución Bolivariana, la alternativa política real que implica el chavismo y la memoria histórica de Hugo Chávez. Buscarán manipular las mentes de quienes no tienen una visión propia de quien fue Chávez, del proceso bolivariano en Venezuela y el Socialismo del Siglo para el continente y el mundo.

Al mostrar un personaje autoritario, déspota, machista e individualista, desvirtúan el carácter social y la entrega por amor de este líder a su pueblo. Expondrán al Comandante Chávez al escarnio mundial y continuarán en su campaña de posicionar el proceso bolivariano venezolano como referencia de lo que “no queremos ser”, un imaginario construido por los mismos medios de comunicación y sus voceros políticos, temerosos, como indicábamos más arriba, de que se haga justicia contra sus privilegios y riquezas.

Sin dudas que esta producción puede ser considerada como injerencia directa en la historia y el presente de Venezuela, en el sentir de un pueblo, en una corriente de unidad en el continente, en un sistema alternativo de democracia y poder popular, frente al claudicante modelo neoliberal, represor e injusto. En Venezuela, ya se expresó el rechazo a la serie; habrá que esperar si el gobierno y la familia de Chávez inician acciones legales contra la productora o contra quien consideren. También resta por ver la reacción del movimiento popular nuestroamericano, del chavismo internacional y venezolano, y de todas y todos los que trabajan todos los días por construir un continente de paz, con memoria y justicia social.

Fuentes
[1] http://misionverdad.com/la-guerra-en-venezuela/perfil-moises-naim-un-fascista-globalizado%20
[2] http://www.naimmedia.com/en/fiction/
[3] http://www.semana.com/cultura/articulo/entrevista-a-andres-parra-sobre-su-personaje-hugo-chavez/508724

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s