Gobierno Santos y Centro Democrático, una oposición de común acuerdo

Por: Hubert Ballesteros Gómez. Prisionero político.
Cárcel La Picota, enero 12 de 2017.

Sería muy ingenuo pensar que el régimen colombiano en realidad tiene las fisuras profundas que lo lleven a un enfrentamiento radical por razones estructurales.

En el pasado, pero sobretodo durante el período del Frente Nacional, los dos partidos (Liberal y Conservador), desarrollaron un esquema similar (Gobierno-Oposición). En la actualidad, como hace décadas, el objetivo que se buscaba alcanzar era el de ocupar el espacio de la oposición que por razones naturales está reservado a quien o quienes se oponen a las políticas que desde el gobierno, defienden los intereses de la clase que está en el poder.

Sin estar muy lejanos a la realidad, se puede decir que la oposición del Centro Democrático al Gobierno Santos es una oposición mediática, perfectamente diseñada en el corazón del régimen.

Esta “oposición acordada”tiene los siguientes objetivos:

1. Quitar a la izquierda el lugar de oposición al régimen y al Gobierno que lo representa.

2. Reemplazar la oposición al régimen, por una “oposición” a algunas de las políticas del Gobierno, desde algunos sectores del propio establecimiento.

3. Generar en la opinión pública la creencia de que la oposición al gobierno de Juan Manuel Santos, es la ultraderecha y no los sectores de izquierda y progresistas. Esta jugada busca entre otras cosas, desviar la discusión de los problemas del país hacia temas como la «impunidad» en el proceso de paz, dejando de lado los problemas económicos y la corrupción generalizada en la cual, tanto la unidad nacional como el uribismo, están involucrados.

4. Esta estrategia busca también colocar a los colombianos frente a la disyuntiva electoral de elegir entre el candidato amigo de los acuerdos de paz y quien propondrá modificarlos. Esto por supuesto mantendrá distraída a la sociedad en la campaña electoral y así evitar el análisis y la discusión sobre los problemas estructurales de la nación.

La izquierda, los movimientos sociales y los sectores progresistas no debemos caer en esta trampa. Debemos romper esa matriz mediática que favorece a la oligarquía y colocarnos a la vanguardia en la discusión de los temas que corresponden a la problemática económica, política y social que afecta a la mayoría de los colombianos.

Recuperar la bandera de la paz, posicionar la lucha contra la corrupción, contra el plan de desarrollo y el modelo económico, debe ser nuestra prioridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s